Te gustaría ser diseñadora o diseñador UX pero la oferta de formación es tan amplia que resulta difícil elegir qué camino seguir para poder incorporar esta disciplina a tu CV. Te proponemos una fórmula que te ayudará a tomar la decisión. Nos basaremos en criterios como: precio, tiempo disponible, etapa profesional en la que te encuentras o el número de horas teóricas y prácticas para que puedas decidir si necesitas un curso, un máster o un grado universitario.

Foto de Wouter – Unsplash

Cursos de Diseño UX

Los cursos de diseño de experiencia de usuario como Curso UX balancean muy bien el esfuerzo económico y de tiempo que tendrás que realizar.

Un curso de UX suele requerir una dedicación de entre 20 y 40 horas, repartidas en más o menos días o semanas. Lo ideal es lograr un equilibrio ya que si está demasiado concentrado en pocos días tu mente no va a asimilar y retener los aprendizajes de forma adecuada.

En cuanto a precio, los cursos son una opción ganadora porque el coste suele ser asumible: entre 500 y 1500 euros.

Un curso, por tanto, es la opción recomendable en situaciones como:

  • recién graduados en Bellas Artes o Comunicación que quieren orientar su carrera hacia el diseño digital. Un último impulso antes de dar el salto definitivo al mercado laboral.
  • demandantes de empleo que disponen de algo de tiempo libre pero no quieren detener su trayectoria profesional mucho tiempo, por lo que buscan un curso acotado en el número de horas
  • profesionales en activo que desean actualizarse o ampliar su CV sin sobrecargar demasiado su agenda
  • programadores, emprendedores y ejecutivos que, sin intención de dedicarse profesionalmente a la experiencia de usuario quieran entender mejor esta disciplina

Tal vez te preguntes si un curso de 40 horas es suficiente para introducirse en el mundo del Diseño UX. Te aconsejamos que hables con la profesora o con los coordinadores académicos del curso que elijas para que analicen tu caso y te asesoren.

Curso UX es un curso muy completo, en el sentido de que se introducen muchas ideas y se abarcan muchos temas a pesar de que no es de una duración extensa. De esa forma, se sientan las bases para posteriormente crecer como profesional de una manera sólida.

Te prepara para el camino

Lo bueno de un curso en Diseño UX es que te prepara para tus siguientes pasos. Si con el curso descubres que el diseño de experiencia de usuario es tu vocación puedes seguir mejorando como profesional de forma autodidacta, ya que el curso te proporciona las claves para abrirte paso en la maraña de conceptos, recursos y sobrecarga informativa que existe.

Otra opción que se abre si te gusta el campo de la experiencia de usuario es cursar una especialización, por ejemplo, en User Research.

Todo ello, sin haber hecho hasta este momento ni un gran desembolso ni una gran inversión de tiempo. Porque, no lo olvidemos, puede ocurrir que la user experience no te atraiga tanto profesionalmente como para convertirla en tu nuevo empleo.

Máster en Diseño UX

Estudiar un máster requiere un mayor esfuerzo económico y temporal que seguir un curso. Estamos hablando de cientos de horas repartidos en varios semestres. En cuanto a las tasas, fácilmente alcanzarán o superarán los 5000 euros. 

A la hora de cursar un máster no sirve el prueba y error. A nadie nos gusta desperdiciar nuestro tiempo ni nuestro dinero. Tienes que estar muy seguro de que deseas realizar dichos estudios porque te van a exigir una dedicación de tiempo y monetaria muy importante.

Bien planteado, un máster puede y debe ofrecer una formación profesional suficiente para ejercer como diseñador UX. Si además otorga un título reconocido puede ser un buen trampolín para incorporarse de pleno derecho a la profesión.

¿Cuál es tu estilo de aprendizaje?

Los cursos los suele impartir un solo profesor que acompaña al estudiante a lo largo de la duración del mismo. Le guía en las prácticas, es testigo de su evolución y puede orientarle de manera global.

En un máster de 500 horas de duración, dictado generalmente por profesionales en activo que compatibilizan la docencia con sus trabajos, lo habitual es que cada tema lo imparta un profesor diferente. Esto permite lograr un mayor grado de especialización pero también repercute en el proceso de enseñanza y puede convertir la formación en un «ciclo de conferencias». Verifica qué ofrece el máster que quieres estudiar y si se adapta a tu forma de aprendizaje.

Balancear horas teóricas y prácticas

Existen estudiantes que prefieren sólo clases prácticas y otros que echan en falta más horas teóricas. Lo ideal es balancearlas de forma adecuada.

Hoy en día, no existe curso o máster que no incluya horas prácticas y proyectos. Son esenciales para poner en valor lo aprendido y asentar los conocimientos. No obstante, una formación que sólo sea práctica o sobredimensione las horas dedicadas a actividades y ejercicios deja al alumno huérfano en su proceso de aprendizaje. El estudiante necesita saber los porqués y aprender a basar y justificar sus decisiones de diseño.

Como alumna, he asistido a cursos en los que se limitaban a enseñar a manejar herramientas, el photoshop del momento, sin prepararte para entender cómo abordar un proceso de diseño.

En Curso UX cada clase teórica lleva incorporado un ejercicio práctico. Estas actividades no son obligatorias por respeto a las distintas tipologías de alumnos y sus necesidades pero sí altamente recomendables y desde luego necesarias si se quiere sacar partido al curso y lograr un mayor dominio de la materia. Por ejemplo, un jefe de proyecto que sólo quiera conocer mejor en qué consiste la experiencia de usuario no necesitará realizar todas las prácticas pero la mayor parte de alumnos sí.

Grados universitarios en Diseño UX

Una carrera universitaria son cuatro años de dedicación casi exclusiva. ¿Te prepara para desempeñar la profesión? Sí, tal vez requiera posteriormente algún curso o postgrado para actualizar los conocimientos o lograr una mayor conexión con la profesión pero cuatro años deberían ser suficientes para formarse en cualquier especialidad.

Tradicionalmente quienes se han interesado por el diseño han tenido que formarse indirectamente cursando licenciaturas en Bellas Artes o similares. No obstante, el Diseño UX está muy ligado al mundo de lo digital y las asignaturas de los temarios más clásicos no siempre lo tienen en cuenta. Pueden ofrecer una formación muy completa y diversa pero un poco alejada del mundo real de la profesión.

Desde la enseñanza privada esto se trató de corregir ofreciendo diplomaturas en Diseño (Gráfico, de Interiores, Industrial, de Moda etc) pero las enseñanzas oficiales tardaron en incorporarlo.

Una de las ofertas más completas hoy en día probablemente sea la de la Escuela Superior de Diseño de Madrid, si bien, cada vez son más las universidades que ofertan Grados en Diseño.

Los grados en diseño son perfectos para personas que tienen claro desde el principio su orientación laboral. Requieren una gran inversión en tiempo y precisamente por ello no siempre es posible cursarlos en etapas más avanzadas de la carrera profesional. ¡Aunque no es imposible!

Diseñadores de UX autodidactas

Tengo buenas y malas noticias. Los que hoy somos senior del Diseño UX nos hemos formado de manera autodidacta pero hoy en día sería casi imposible repetirlo debido a la dificultad de filtrar la ingente cantidad de información disponible. Como dijo alguien “un buen profesor acorta considerablemente el tiempo de formación de un autodidacta” 😉 y me temo que hoy en día, si partes de cero, inscribirse en un curso es un paso inevitable para adentrarse en el mundo del diseño de experiencia de usuario.

Hace 20 años, cuando yo empezaba mi carrera profesional, no existían ni cursos, ni máster ni bootcamps en Diseño UX. La profesión estaba dando sus primeros pasos, se estaban publicando libros que luego se convirtieron en “fundacionales” y era posible formarse leyendo, participando en comunidades o directamente como junior en las agencias pioneras.  El volumen de contenidos sobre experiencia de usuario era manejable y la propia world wide web aún se estaba definiendo, dejando espacio para la experimentación y el aprendizaje.

Los nuevos profesionales de lo que entonces se denominaba usabilidad, arquitectura de información o user experience proveníamos de disciplinas muy dispares: Psicología, Sociología, Periodismo, Documentación… y encontramos en la emergente experiencia de usuario una interesante oportunidad profesional. 

En mi caso, el descubrimiento en la Facultad de Periodismo de la asignatura Tecnologías de la información me había abierto las puertas a un mundo totalmente nuevo y apasionante. El primer año, tipómetro en mano, descubrí las familias tipográficas y el diseño editorial. Leí todos los libros que sobre esta materia guardaba la biblioteca de la Facultad. En segundo curso cambiamos el tipómetro por ordenadores Macintosh y QuarkXPress, el software de diseño de periódicos. Todo ello preparó el camino para lo que más tarde sería mi profesión: consultoría y diseño UX.

Cursos pioneros de diseño UX

Recuerdo que en 2005 se impartió desde la Universidad de Buenos Aires (UBA) un curso online de arquitectura de información. Me apresuré a inscribirme. Siempre me ha gustado acceder a formación sobre las materias que me interesan.

Sin embargo, la consolidación de la formación en usabilidad y experiencia de usuario tardaría en llegar.

En estos momentos, 2021, la oferta donde elegir es amplia y variada: cursos presenciales, cursos online grabados, cursos en streaming, cursos intensivos… pero precisamente por eso se hace más difícil y arriesgado elegir bien. Espero que este extenso post te haya ayudado en tu decisión.

¿Por qué elegir Curso UX?

En resumen, ser autodidacta hoy en día supondría un esfuerzo casi inasumible por la imposibilidad de filtrar la cantidad de información disponible. Si esto es así, la mejor forma de acortar el tiempo de aprendizaje es realizar un curso y, por los motivos que hemos ido enumerando, la opción más lógica para la mayoría de públicos es un curso como Curso UX que maximiza las ventajas y minimiza los riesgos.

Si quieres adentrarte en el mundo de la experiencia de usuario y tu tiempo libre es limitado pero quieres sacarle el máximo partido Curso UX está pensado para ti. Solicita información.